etapas de maduracion

Los perros maduran, cumpliendo varias etapas de maduración, comienzan desde que el perro nace, hasta que cumple veinticuatro meses.
En estas etapas de maduración, se intercalan cuatro espacios temporales de miedos,que surgen cuando el perro pasa de una etapa a otra.
Es lógico pensar, que ante algo nuevo que comienza,se generen inseguridades por lo cual aparecen estos miedos.
Estos miedos son importantes, tanto como las propias etapas de maduración,son parte fundamental en el proceso de su educación.
En cada etapa de maduración, el perro aprende cosas nuevas, es un proceso natural que lleva adelante con la mínima intervencion de los individuos que lo rodean, hablamos de un tipo de intervencion de control o de intento de modificación de conductas.
Tanto como lo que tiene que ver con cuestiones fisicas y de relacion con el entorno, el perro cuando vive entre perros goza de absoluta libertad para experimentar.
Aprende como usar la boca, a diferenciar entre una hoja,una piedra,madera,plástico,esto lo aprende cogiendo cosas con la boca, a esta etapa por ejemplo, se la denomina etapa del mordisco.
Personalmente creo que su boca, la usa practicamente como nosotros usamos las manos, descubriendo la textura de cada cosa.
Es habitual en esta etapa,ver a los humanos intentando extraer objetos de la boca de sus perros,llevados por el temor de que al perro le ocurra algo, el perro de esta manera interrumpe este aprendizaje.
Asi el perro aprende que lo que quiera cojer, alguien se lo arrebatará, por lo tanto se apresurará a tragárselo.
Volvemos a que la intervención humana, termina generando, aquello que precisamente queremos evitar,y el perro termina sin aprender como usar su boca, quedando expuesto y finalmente, si padeciendo un problema por tragarselo todo.
Los perros usan la observación, como una de las fuentes principales de aprendizaje, aprenden mirando desde muy pequeños,una enorme virtud, que nos ayudaría si la incorporamos para relacionarnos con ellos.
Como humanos, muchas veces por nuestros lastres educativos,vivimos apresurados e inconcientemente no aceptamos los errores,equivocarse es parte de la educación.
Seguramente si aprendemos a observar y no nos apresuramos a intervenir, nuestros perros nos daran enormes sorpresas, sobre todo construirás un vinculo alimentado por la confianza, uno de los pilares fundamentales de la educación canina.